Home Opinión Columnas A propósito de la Lengua Materna ¿Y nosotros qué?
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.PRO.ARCHIPIELAGO02.jpg

A propósito de la Lengua Materna ¿Y nosotros qué?

Correo Imprimir PDF

OSWALDO.SANCHEZ.jpg

El 21 de febrero es el Día Nacional de las Lenguas Nativas, fecha en la cual "se realzará y promoverá el valor de la pluralidad lingüística y la diversidad cultural mediante la realización de actos y programas educativos a nivel nacional, en coordinación con las actividades propias del Día Internacional de la Lengua Materna”. Eso dice el artículo 25 de la ley 1381 de 2010.

El mapa lingüístico colombiano nos muestra que en el país existen 65 lenguas indígenas, dos lenguas criollas: el creole de base léxica inglesa hablado en el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y el Ri Palenque de base léxica española, hablada principalmente en San Basilio de Palenque. También se registra la lengua Rromaní del pueblo Rrom o Gitano que habita diferentes departamentos del país.

La mencionada ley dicta “normas sobre reconocimiento, fomento, protección, uso, preservación y fortalecimiento de las lenguas de los grupos étnicos de Colombia y sobre sus derechos lingüísticos y los de sus hablantes”. Y para hacer esto realidad, se prevé la creación del Consejo Nacional Asesor de Lenguas Nativas (CNALN) cuya misión será “asesorar al Ministerio de Cultura en la definición, adopción y orientación de los planes de protección y fortalecimiento de las lenguas de grupos étnicos presentes en el territorio nacional”.

En este Consejo, reglamentado en el decreto 1003 de 2012, la comunidad raizal se halla representada por “Dos representantes del Pueblo Raizal elegidos de la consultiva del Departamento del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”.

Seguramente son muchas y grandes las ocupaciones que este CNALN puede tener, y seguramente los representantes del Departamento han aportado para su exitoso trabajo; sin embargo, una tarea pendiente en nuestro territorio, entre otras, es la relacionada con el numeral 6 del artículo 2 del decreto 1003 en el que se ordena “Asesorar en el procedimiento para efectuar la transcripción alfabética, efectuada por la entidad competente para su registro, de los nombres de lugares geográficos usados tradicionalmente en su territorio por los integrantes de pueblos y comunidades donde se hablen lenguas nativas, con el fin de obtener su registro para efectos públicos, tal como lo dispone el artículo 6° de la Ley 1381 de 2010”.

Luego de ocho años de funcionamiento, no se sabe por qué no ha sido posible su cumplimiento, al menos, en estas islas.

De otro lado, también se sabe que el patrimonio cultural de un pueblo traspasa lo lingüístico, pues se manifiesta en muchas otras facetas de la vida de la comunidad; por ello y porque estas manifestaciones culturales en los pueblos indígenas se van perdiendo en la medida que estos disminuyen en número y en personas que se identifican con estas culturas, el British Council del Reino Unido en 2018 inició el programa Patrimonio Cultural para el Crecimiento Incluyente (CH4IG) entre algunas comunidades indígenas como estrategia para fortalecer su patrimonio cultural. Junto a Colombia, Kenia y Vietnam también acogieron este Programa.

En Colombia el programa se conoce como Sembrando Nuestros Saberes, y su implementación ha permitido la enseñanza de las técnicas agrícolas tradicionales en el pueblo Misak; la recuperación de semillas nativas o tradicionales por parte de los Piaroa; o la fabricación de utensilios como tamices, ralladores de yuca, cestas, ollas, bancos o asientos por parte de los Puinave; o los tejidos de los Cuiba, y la revitalización de la medicina tradicional de los Ette Ennaka.

No avalamos programas, lo que afirmamos y proponemos es que existan políticas serias, no de gobierno sino de Estado, para que así sea, si de veras se hay interés en mantener y fortalecer la cultura isleña. En el vigente PDD se lee: “En concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo, la Gobernación ‘Por un Nuevo Comienzo’ reconoce en las manifestaciones artísticas y culturales una oportunidad para fomentar y fortalecer las industrias culturales y creativas propias, como una alternativa de desarrollo sostenible y crecimiento de la economía regional”.

Pues, entonces, que se obre en concordancia; pasados 13 meses de iniciado este gobierno no se ven mayores logros al respecto.

No decimos, insistimos, en que sea esto o aquello, pero, por Dios, que alguien haga algo fuera de buscar a quién culpar. Hoy, que todo está hecho trizas, al menos en este territorio, y que solo se oye el alarido de: ¡reactivación!, por qué no nos detenemos y preguntémonos: reactivación ¿para quién, para qué? Entre las pavesas que nos dejaron los dos cuatrenios anteriores rescatemos –al menos– la reflexión que se hizo Aury en su PDD buscando que se fomente entre otras fuentes alternativas la cultura ancestral.

Quien quita que de este modo se encuentre el remedio para salvaguardar el patrimonio cultural y el fortalecimiento de las técnicas para la transmisión de los saberes tradicionales a las nuevas generaciones.

 

Translate this page

Welcome Caribe

Elisleno178.jpg

Welcome195.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

Banner.40.descuento.Be.energy.png

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02