Armada incautó más de una tonelada y media de cocaína

Imprimir

1.TONELADA.ARMADA.24.09.2020.jpg

Unidades de Guardacostas de la Armada de Colombia, adscritas al Comando Específico de San Andrés y Providencia (CESYP), incautaron en las últimas horas 1.608 kilogramos de clorhidrato de cocaína contenidas en 66 bultos arrojados al mar por tripulantes de una lancha que transitaba a 20 millas náuticas del noreste del cayo Roncador, en el Archipiélago, y que emprendió la huida tras alertar la presencia de las autoridades. No hubo capturados.

La operación de interdicción se dio gracias a información de valor de inteligencia naval, alertando sobre la salida de una lancha tipo 'Go fast' desde la costa continental colombiana hacia Centroamérica.

El Capitán de Navío Norman Cabrera Martínez, Comandante del CESYP, indicó que con dicha información "desplegamos un avión patrullero marítimo que efectuó los patrullajes y logró detectar la lancha rápida. En esa acción desplegamos nuestra Unidad de Reacción de Guardacostas de Providencia, e iniciamos la persecución en el mar".

1.TONELADA.ARMADA.02.24.09.2020.jpg

El comandante agregó que al verse detectados, los tres tripulantes de la embarcación lanzaron 66 bultos al mar que posteriormente fueron recogidos y llegaron en horas de la noche del miércoles a la estación de Guardacostas de San Andrés.

Luego de las pruebas correspondientes por parte de la Policía antinarcóticos y la Sijin, se determinó que el cargamento correspondía a 1.608 kg de clorhidrato de cocaína, equivalentes a cerca de 54 millones de dólares, según informó el Comandante Cabrera, quien además acotó que "de acuerdo a la información pertenecía al 'Clan del golfo'". El cargamento ilícito fue puesto a disposición de funcionarios de la Fiscalía General de la Nación.

"La Armada de Colombia a través de sus Unidades adscritas a la Fuerza Naval del Caribe, mantendrá el desarrollo de operaciones ofensivas que contribuyan a cerrar los espacios marítimos a las organizaciones al margen de la ley que pretenden hacer uso ilegal de las aguas del mar Caribe colombiano, al tiempo que contrarrestará las actividades de las organizaciones de crimen transnacional, con sus Unidades desplegadas en los escenarios marítimos, terrestres, fluviales y aéreos, afectando de manera contundente la captación de recursos provenientes del narcotráfico".